La Vila, el sueño del estudio de arquitectura RCR ganador del Pritzker 2017, se hace realidad y ha sido presentado en la Bienal de Venecia

Imagen del artículo

Los fundadores del estudio de arquitectura RCR Arquitectes han comprado una masía en la Vall de Bianya, en la comarca de La Garrotxa, para crear La Vila; un centro de investigación y desarrollo relacionado con la arquitectura y un punto de encuentro abierto y transversal.

Este espacio inmerso en plena exuberante naturaleza, entre encinas y robles de la idílica comarca volcánica de La Garrotxa, está concebido para ir un paso más allá en su forma de entender la arquitectura.

Situado en un minúsculo pueblo de la Vall de Bianya, esta finca de 135 hectáreas que albergará el centro de investigación, tiene la vocación de ser un espacio en blanco en el que encuentre un equilibro lo tangible, lo intangible y lo virtual, al que irán dando forma conforme se vayan asentando en el espacio, en una forma deliberada de adaptar su uso para estar en continuo proceso de cambio y evolución.

La intención de este proyecto, que ha sido presentado en el pabellón catalán de la Bienal de Venecia bajo el título ‘RCR. Sueño y naturaleza’ es experimentar la arquitectura y la naturaleza relacionándose con el entorno a partir del contacto con el agua, la tierra, la madera y el bosque.