Revolución en la construcción: En sintonía con la naturaleza

13Mar
Imagen del artículo

Roca Barcelona Gallery ha acogido la primera mesa redonda enmarcada en la exposición ‘Rascacielos de Madera. Visiones verticales para las ciudades del futuro’ que muestra la unión de dos conceptos muy diferentes de la arquitectura. Por un lado, la milenaria historia de la madera, y, por otro lado, la historia de los rascacielos y el estilo de vida vertical, que tienen como resultado una extraordinaria solución: altas estructuras de madera que combinan ligereza, velocidad de construcción y sostenibilidad, junto a la fortaleza, la humanidad y el bienestar.

En este primer encuentro ‘Una revolución en la construcción. En sintonía con la naturaleza’, participaron el arquitecto Kevin Flanagan de PLP arquitectura; Ramon Llobera, arquitecto de Trass Arquitectura; Salvador Ordoñez, coordinador general del Gremio Madera y Mueble de Catalunya; y Laia Guillen y Pep Fradera, miembros del equipo TO, participantes del Solar Dechatlon Europe ’19, coordinadores de colaboraciones, patrocinios y del equipo de diseño y proyectos.

En el debate surgieron diferentes ideas alrededor de este nuevo material. Según Kevin Flanagan, ‘el cambio climático es un gran problema actual, si podemos utilizar tecnología para reducir el C02, estamos contribuyendo al medio ambiente. La madera es buena, puede ser uno de los mejores amigos de los seres humanos, ya que puede reducir un 75% las emisiones de C02, y genera menos residuos que muchos otros materiales’. Salvador Ordoñez comentó muchos de los benéficos que aporta la madera, aunque muchos aún tengamos ‘miedo’ a la idea de que la madera se quema, también nos protege ‘hay muchas formas de tratar la madera y esta desarrolla un mecanismo natural de prevención del fuego, además muchas zonas donde se producen seísmos, sus edificios han resistido gracias al comportamiento de la madera’. La madera tiene una familiaridad que nos llama la atención como seres vivos ‘las casas de madera tienen una serie de ventajas que las hacen muy eficientes energéticamente, el hándicap que hay es que hay que formar bien a los arquitectos para que puedan construir de manera sostenible con la madera’. Ramón Llobera compartió que está comprobado que la madera mejora la salud y el bienestar y crea atmosferas más saludables, ‘es importante diseñar espacios que transpiren, tengan luz, y en general sean saludables, ya que no lo tenemos en cuenta. Este es el valor añadido de la madera.’ Añadió que ‘para ser realmente sostenibles tenemos una gran cantidad de edificios que tienen que ser rehabilitados, la madera ahí es muy importante.’ Además, también comentó la importancia de cerrar un círculo basándonos en una economía de recursos renovables, dando valor a los bosques. Por último, Laia Guillen y Pep Fradera, presentaron su proyecto construido a partir de la premisa ¿qué quiere decir tener una casa sostenible?, concluyendo que no podemos tener una casa de estas condiciones si las personas que la habitan no lo son, ‘para tener un edifico sostenible necesitamos que las personas que viven dentro de él actúen también en consecuencia de ello, además también tenemos que tener en cuenta muchos de los nuevos hábitos de las nuevas generaciones. Convertir los residuos en recursos es una de nuestras prioridades’

 El aumento de la madera en masa en el siglo XXI supone una revolución silenciosa, su argumento es poderoso, urgente y necesario, y se extiende al uso de otros materiales naturales en nuestras ciudades. A medida que las poblaciones crecen y cambian a niveles sin precedentes en todo el mundo, la densificación urbana y la vivienda vertical se han vuelto inevitables.

La exposición ‘Rascacielos de madera. Visiones verticales para las ciudades del futuro’ fue presentada en Roca London Gallery a principios del 2018 y ahora se podrá visitar en Roca Barcelona Gallery desde el 28 de febrero hasta finales de mayo de 2019.

https://www.rocamail.com/es/event.asp?eid=949

Otros eventos

Eventos anteriores